En el Terminal de Buses


Allí estaba, con mis ganas de aventura, sea como sea, cerca o lejos de casa, pero quería aventura…

Tenía 2 tiquetes de bus reservado para las 7pm, para mi amigo Sebastián y para mí; a Sebas lo recogería cuando el bus pasara por donde se encontraba. Eran las 7:15 pm cuando por fin llegue a la terminal de transportes, ya era tarde, no alcance el bus de las 7pm (era el ultimo) y Sebas, pues tampoco podría abordarlo…

Allí estaba, en el “Terminal de transporte del sur” de la ciudad de Medellín (Colombia), a 1 hora y media de mi casa, y a 11 horas de que saliera el primer bus, a las 6:15 de la mañana. No me quería ir para mi casa, llamé a mamá y le dije –“No pude viajar, no alcance el bus”, ella me dijo, – “Aun esta temprano para que vuelvas a casa…”, yo le dije con determinación, -“No, quiero quedarme en el terminal de transportes”, aunque me rogó para que volviera a casa, allí me quedé.

Eran cerca de las 8:10 de la noche, cuando hablé con Sebas; le conté lo que había pasado y le dije a que horas pasaría el bus por donde él estaba, para que estuviera listo; le conté también que me quedaría en el terminal amaneciendo, a lo cual el reaccionó con asombro, como si no lo pudiera creer. Un par de minutos mas tarde, hable con mi mamá un par de veces más, en todas me insistió que me fuera para la casa; mamá conoce mi “locura”, creo que a la final se resigno por esa noche.  Hable con Beto (casi mi “papá”), me llamó y me dijo que si me iba a buscar en la moto?; obviamente le dije que no, a lo que el me respondió que yo estaba loco, que era muy terco.

terminal_sur_1

La verdad no entiendo que pasa con los que me rodean y conmigo, ¿acaso en verdad estoy loco? ¿Los demás son aburridos? ¿Soy demasiado diferente o qué?,  tantas preguntas… Para mi y para muchos viajeros que estarán leyendo este post, seguramente es un experiencia totalmente normal, tan común que para algunos es el pan de cada día; y yo personalmente soy un aventurero, un mochilero de corazón, y busco como sea, sentir esa alegría interna que se siente cuando te das cuenta que no estas en casa, y que tienes tu maleta al hombro, en un lugar de paso. Es lo máximo!

Mi mochila aventurera, estaba totalmente llena; es un poco alta, así que era perfecta para recostarme sobre ella, y dormir lo que mas pudiera. Pero antes de dormir, di un buen paseo por todo el terminal, me comí un “perro caliente” (hot-dog), y me senté frente a los televisores; en la tarde, en casa, antes de partir para el terminal disfrute del partido entre Colombia y Paraguay, ahora aquí, en el terminal… en mi espera, mientras comía… me dispuse a disfrutar los últimos minutos del partido entre las selecciones de Argentina y Uruguay por las eliminatorias para Brasil 2014; termino el partido y busque un lugar mas tranquilo para ver si conciliaba el sueño.

La verdad dormí muy poco,  pase gran parte de la noche pensando y soñando en futuras experiencias y viajes; entre ellas, un viaje a las playas de Buzios en Brasil, para encontrarme y pasar un tiempo con Romina Toller, aventurera argentina, con la cual había hablado hace un par de días y con la que me identifique totalmente; también estuve pensando en una travesía por los pueblitos de México con Katty, mochilera y blogger mexicana que me ha hecho antojar de unos lugares impresionantes, mediante su blog Yo y Mi Mochila. Cerca de la media noche, en medio de tantos pensamientos de sueños por hacer realidad, me emocioné y le mandé un mensaje de texto a mi mamá que decía: “Mamá, cuando este viejo quiero recordar mi juventud, así, tal cual como la estoy viviendo ahora! I’m so happy!”, creo que sonrió cuando lo leyó, ella me conoce perfectamente, aunque crea que estoy loco.

terminal_sur_plataforma_de_taxis

La horas transcurrieron con mucha paciencia, pero disfruté mucho la aventura de una noche en el terminal, toda la noche y madrugada llegaron buses de diferentes lugares de Colombia con turistas nacionales y extranjeros, y me relacioné con otros viajeros que también pasaban la noche esperando la hora de salida de sus buses. Fue una buena experiencia, la primera de muchas de ese tipo. Llegaron las 6:15 de la mañana, aborde el bus… y lo que paso luego, es otra historia que les contaré…

Pienso que viajar, es lo mejor; viajar es vivir experiencias fuera de casa, en las cuales nos podemos encontrar con nosotros mismo y… pensamos y soñamos totalmente diferente a cuando estamos en casa; mientras pasa el tiempo en un terminal de buses, muchas cosas pasan por tu cabeza, desde aprender a valorar tu hogar, hasta pasar tu vida entera recorriendo el mundo. Yo amo mi “locura”, y me encanta darle gusto a mi corazón aventurero y a mi alma de niño, esa noche la pude haber pasado en un hotel, durmiendo donde un amigo o en el bus, o descansando en mi cama; pero de haber sido así, no les hubiera podido escribir estas palabras, ya que no hubiera tenido ninguna (mini) historia que contarles.

Written by @daniielmh

@SoyMochilero

Anuncios

2 Respuestas a “En el Terminal de Buses

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s