De Medellín a Cartagena en Dos Ruedas (1° parte)


Acostumbrado a caminar en las montañas, a abrirme camino entre la espesa naturaleza, y a recorrer las carreteras “a dedo” de pueblo en pueblo;  he tenido la oportunidad de vivir hace unos días una aventura totalmente diferente, una gran travesía en dos ruedas;  pero no precisamente en mi bicicleta, como también estoy acostumbrado hacerlo en mi departamento, esta vez se trataba de un viaje en motocicleta desde la ciudad de Medellín hasta la ciudad de Cartagena (Colombia). Eran las 3:30 de la madrugada, cuando fuimos soltando de a  poco el clos de la moto y al tiempo acelerando coordinadamente para así recorrer los primeros metros de cientos de kilómetros que esperaban por nosotros. Partimos más exactamente desde el municipio de Caldas, ubicado 22Km al sur de la ciudad de Medellín. En mis hombros reposaba mi gran mochila azul Totto; mi amiga y compañera incondicional, llevando en ella lo justo y necesario para mi papá y yo pasar varias semanas en un lugar lejos de casa.

102-5690

Alto de Matasanos

El clima en el trayecto de Caldas a Medellín nos fue amable, un poco frío pero nada parecido a lo que nos esperaba; ya que después del municipio de Barbosa cuando empezamos a subir “El alto de Matasanos” el frío fue aumentando y mientras más subíamos, el viento, a causa de la velocidad que llevaba la moto, combinado con la temperatura tan baja fue cruel; se sentía hasta los huesos y la apariencia de la piel de las manos, que era la más expuesta se empezó a tornar rojiza. Luego 1 hora y 45 minutos después de pasar por Medellín, llegamos al municipio de Santa Rosa de Osos, donde hicimos nuestra primera parada y pudimos calentarnos, tomando “agua-panela” caliente con trozos de quesito en su interior; fue tan solo un respiro porque nos demoramos poco allí, recuperamos un poco de calor, y continuamos sumando kilómetros a nuestra travesía y haciéndole frente a la baja temperatura, que la padecimos hasta un poco después de pasar por el municipio de Valdivia , transcurridas 2 horas y 35 minutos desde la partida en Santa Rosa de Osos ; a partir de allí el clima fue más cómodo y ya luego, pasando el corregimiento de “Puerto Valdivia” empezaría el calor y el bochorno (como decimos en mi país) que nos acompañarían el resto del viaje.

DSC07343

Alto de Ventanas

El paisaje fue cambiando poco a poco; arriba en las montañas se apreciaban árboles y pastos de verdes vivos, muchos ríos y quebradas limpias, un entorno cubierto por mucha neblina y humedad, pero luego todo se fue tornando de a poco más árido, más arenoso, los verdes vivos ya no eran tan predominantes, los verdes eran un poco más opacos, fueron apareciendo muchas palmeras en algunos tramos, y el comportamiento y actividades de las personas de los pueblos por los que pasábamos también iban cambiando, a pesar de aún estar en tierras antioqueñas, se sentía más un ambiente costeño. En el corregimiento de “Puerto Valdivia” nos deshicimos de las chaquetas y prendas que nos brindaban calor, pues la temperatura que comenzaba a subir, nos lo exigía; la brisa que recibíamos gracias al movimiento de la moto nos refrescaba un poco. Llegamos al municipio de Caucasia a las 10:20 de la mañana, donde nos comimos un desayuno mucho más completo; allí descansamos un poco menos de 2 horas y retomamos el camino a las 12:10 del mediodía…

102_5704h

Llegando a Caucasia

Continúa leyendo este viaje De Medellín a Cartagena en Dos Ruedas (2° parte)

Anuncios

8 Respuestas a “De Medellín a Cartagena en Dos Ruedas (1° parte)

  1. Hola a todas las personas que le encanta viajar en moto..en febrero viajo para cartagena con mi esposa en moto es mi primer viaje largo..me pueden dar concejos para tener un viaje seguro .muchas gracias…

    • Algo importantísimo… ten paciencia y compasión con la persona (tu esposa) que ira de parrillero. En realidad el viaje se hace muy duro para el parrillero, mucho mas agotador.
      Ojo con el exceso de velocidad, nunca se sabe que puede pasar en la carretera, algún reguero de aceite o algún animal. Es mejor ser cauteloso, no tener afán, y llegar bien al destino esperado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s